Etiquetas

Llevo unas semanas haciendo “brainstorming”, para desarrollar mi propio plan de negocio. Y no hay nada que tenga más valor que uno mismo. Así es que en ello estamos, con ayuda de los mejores profesionales que conozco.

Por otra parte hoy realizo una pequeña presentación de diez minutos ante mis compañeros de máster y espero les agrade porque, aunque el tema puede parecer muy estructurado y rígido, precisamente se trata de lo contrario, de hacerlo flexible y ameno. El contexto del que voy a hablar no es otros que la PLANIFICACIÓN.

Por lo visto tengo fijación con ese tema, puesto que el post inaugural de este blog iba de eso: REFLEXIÓN PREVIA. Pero no es casual, porque cualquier acción tiene una preparación anterior, excepto los impulsos e intuición de las que también hablaba en otro de mis primeros artículos. Cuando nos fijamos un objetivo importante que cumplir siempre planificamos, aunque sea de forma inconsciente, pero hay quien dice que “hacer planes no sirve de nada porque luego todo sale al revés”. La diferencia está en planificar bien, puesto que si nos desviamos de la línea marcada, podemos volver a encauzar el camino hacia el objetivo en caso de haberlo previsto con anterioridad.

Llevo casi toda mi vida laboral haciendo planificaciones económicas y temporales, pero el reto es planificar proyectos completos, incluso las relaciones interpersonales que surgen al emprenderlos. Las personas buscan el cambio continuamente, como bien explica mi amigo Eduardo Rosser. Sólo se pueden planificar cambios en humanos desde un punto de vista global y siendo muy flexible para recibir el impacto.

Creo que me estoy rodeando de grandes profesionales y personas para ayudarme a marcar un camino lleno de valor. Será un reto lleno de ¡ACTITUD!

Para los que seáis del Madrid lo siento, pero creo que este hombre es el mejor ejemplo de todo lo que explico.

guardiola