El pasado fin de semana estuve realizando junto a mis compañeros de master, y los de los otros dos master relacionados con el marketing y la comercialización en FUNDESEM, el “outdoor training”.

Por motivos muy razonables no se puede desvelar públicamente el contenido de dicha actividad, puesto que muchos compañeros vivirán en el futuro esta experiencia. En cualquier caso, para los que ya sepan de que va y hayan experimentado alguna vez en su vida algo parecido, sobran las explicaciones.

Independientemente del grado de satisfacción que cada uno tenga con la actividad, es una experiencia única de la que hay que extraer lecciones aprendidas (como todo en la vida).

Yo, personalmente, no me quedo con el contenido o con el grado de exigencia o con otras impresiones subjetivas que cada uno pueda obtener, me quedo con la oportunidad que hemos tenido de crecer como personas. Es posible que en otras circunstancias podamos aumentar nuestro grado de autonomía o supervivencia en situaciones límite, pero siempre hay algo positivo que sacar de cualquier experiencia y, en nuestro caso, ha sido la capacidad de superación que las personas tenemos cuando tu “compañero” lo solicita.

Hemos tenido la oportunidad de aprender la importancia del compañerismo, las sinergias y el liderazgo. Hemos vivido una clase de coaching impartida por compañeros mediante su ejemplo y valía. En cada momento aprendías algo diferente de alguien diferente. Entrenamiento del corazón, más que intelectual. Acercarse a las personas para confiar en ellas y mejorar a su lado. Valorar al que trabaja en la sombra y admirar al que da ejemplo. Se mire por donde se mire, una oportunidad para ser mejor persona.

En el marketing y la venta, el cliente gana importancia día a día. El cliente que nos compra. Pero, ¿y el cliente interno, con el que trabajamos codo con codo?. Él o ella necesita del mismo cariño que el que paga la factura. Apreciar al prójimo sólo se consigue observando sus movimientos y valorando sus resultados. Las personas son todas importantes. Las que te enseñan cómo se hace y las que te enseñan cómo no se hace.

¿Qué importancia tiene el contenido, las críticas o la destrucción sin ánimo de construcción?. Saquémosle punta al lápiz. Yo estoy muy contento de haber realizado este outdoor. Ahora sé que conseguiré más y mejores logros con la ayuda de mi compañero.