Después de recuperar fuerzas en los últimos días, trabajando más que descansando, me acuerdo de mi blog para ser un poco egocéntrico.

La vida profesional está más que difícil y con las medidas políticas que no hacen otra cosa que construir paredes cada vez más altas para los trabajadores y puentes de plata para la deuda, debemos de cuidar nuestras propias espaldas.

Por eso vengo a reivindicar a todos aquellos que se esfuerzan día a día, que no desaprovechan ni un minuto de su tiempo y hacen efectiva la procrastinación. Mis compañeros de Máster ya saben de que hablo, el Sr. Enrique Canet.

Ser valientes, como bien me aconsejaba al final de la comida de despedida un auténtico crack con el cual hago seguimiento recíproco de blog y espíritu, Dani Juan.

Así un largo etc de compañeros excepcionales que me han dado un curso académico inolvidable. Un curso que acaba con muchos éxitos para mí. Éxitos en lo personal, por las nuevas amistades y por mi pequeña que cuenta las últimas horas para salir del vientre de su madre, y muchos éxitos en lo profesional, tanto en formacion como en el terreno laboral.

En formación con la finalización del mencionado Máster de Dirección en Marketing y Comercialización en Fundesem, con la obtención de dos títulos que deseaba obtener y he conseguido no sin esfuerzo, Certificados intermedios de Inglés (B1.2+ Europeo) y Valenciano (C1, Mitjà). También con la adquisición de más conocimientos en un campo en el que disfruto y deseo se convierta en mi futuro profesional, la FORMACIÓN Y CONSULTORÍA, con títulos en coaching y formador de formadores. Y en lo profesional con nuevos proyectos que comenzarán a ver la luz en septiembre en el campo de la consultoría energética y formación para empresas.

Un año que no quiero que acabe y ahora sé, gracias a mis compañeros y colegas del MDM, que puedo repetir año tras año, el resto de mi vida, si yo pongo lo actitud para ello.

¡Gracias a todos!